“Variante JN.1 del COVID-19: Lo que debes saber “

mic

Usa estos iconos para compartirlo

El Instituto Nacional de Salud (INS) ha comunicado que desde diciembre del año pasado, la nueva variante del Covid-19, denominada JN.1, ha estado propagándose en el país. Según la información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta variante ha comenzado a circular en numerosos territorios, incluyendo América Latina, China, India, Reino Unido y Estados Unidos.

En la actualidad, la variante JN.1 es predominante en Estados Unidos y se ha identificado como un factor clave en el aumento de casos durante la temporada invernal en el hemisferio norte. La OMS destaca su presencia en diversas regiones como un indicador de su importancia a nivel internacional.

Se ha observado que las variantes de ómicron, a la que pertenece la JN.1, exhiben una elevada capacidad de transmisión con una menor incidencia de síntomas graves, hospitalizaciones y mortalidad en comparación con cepas anteriores.

El INS enfatiza la necesidad de mantener una vigilancia constante frente a estas variantes, recordando a la población la importancia de seguir las medidas de prevención sanitaria y la vacunación para mitigar los impactos de la pandemia. La entidad reafirma su compromiso en proporcionar información actualizada para facilitar decisiones informadas en materia de salud pública.

Según la información de la OMS, los síntomas asociados a la variante JN.1 son de menor intensidad en comparación con las variantes previas del virus, incluyendo dolores de cabeza, dolor de garganta y congestión nasal.

Cómo protegerse y proteger a los demás:

Medidas de protección: se destaca la importancia de mantenerse al día con las vacunas contra el COVID-19, ya que reducen significativamente el riesgo de enfermedad grave, hospitalización o muerte. Mejorar la ventilación y pasar tiempo al aire libre también son recomendaciones clave para prevenir la acumulación de partículas virales en espacios cerrados.

Ventilación y filtración :incorporación de aire del exterior, el uso de filtros eficientes y purificadores de aire portátiles con filtros HEPA. Además, se sugiere el uso de mascarillas o respiradores, considerando la capacidad de estos últimos para ofrecer una mayor protección.

Distanciamiento social : evitar lugares con aglomeraciones son medidas adicionales para reducir la exposición al virus. En caso de exposición al virus, se recomienda seguir las pautas de los CDC, como el uso de mascarillas de alta calidad en espacios cerrados y la realización de pruebas para monitorear la salud.

En caso de infección por COVID-19 y alto riesgo de enfermedad grave, se aconseja buscar tratamiento médico sin demora, contactando a los proveedores de atención médica locales, departamentos de salud o Centros de Salud Comunitarios para conocer las opciones disponibles. La prontitud en el inicio del tratamiento es esencial para su eficacia. Si el acceso a atención médica es limitado, se sugiere verificar la disponibilidad de centros del programa Test to Treat en la comunidad. Estos centros ofrecen pruebas de detección y la prescripción de medicamentos en un solo lugar, ya sea en persona o a través de telesalud.

Usa estos iconos para compartirlo

Deja un comentario