¿Qué es la inmunidad adaptativa?

mic

Usa estos iconos para compartirlo

Por Paula Correa

Líder de servicios de laboratorio Clínico – Bacterióloga. IPS mic Centro de Investigación Clínica.

Cómo es que el cuerpo aprende, se adapta y recuerda.

Una mirada a la Inmunidad adquirida y la inmunidad natural.

Cuando el cuerpo reacciona contra un agente externo, llámese microorganismo o toxina (infección o vacuna) suceden una serie de procesos internos, donde el cuerpo aprende, se adapta y recuerda. Estos procesos se desarrollan a través de las exposiciones, las cuales hacen que las células de defensa aprendan a conocer el agente, para cuando se produzca una re infección estas de inmediato se activen y se de una nueva respuesta inmunitaria.

La memoria de las células

Una respuesta inmune es llevada a cabo por varias células que se producen dentro del cuerpo.

Estas células comienzan a moverse cuando se empieza a conocer dentro del organismo ciertos patógenos que infectan algunas células, estos patógenos son conocidos como antígenos o invasores o parásitos dentro del huésped. Las células encargadas de reconocer estos patógenos crean memoria para una próxima oportunidad que el invasor ingrese al cuerpo y vaya a producir daños.

Células T y células B.

Este microorganismo no podrá producir infección ya que las células encargadas de eliminarlo ya tienen memoria de largo plazo y no dejarán que este nos invada, estas células son conocidas como células T y células B.

Una forma importante de evitar la infección primaria son las vacunas.  

Es una forma de inyectar  dentro del cuerpo microorganismos muertos o atenuados que hacen que tu sistema inmune crea que está infectado. Esto hace que las células encargadas guarden la información para una próxima oportunidad y así cuando el patógeno infecta el organismo por primera vez, las células inmunes recuerdan y por este medio, eliminan el invasor. Atacan la infección y así controlar el daño que  se produce dentro de nuestro organismo.

¿Cómo obtiene tu cuerpo la inmunidad adquirida?

Inmunidad adquirida por vacuna 

Se comienza por obtener una correcta inmunidad. Con una vacuna, se debe poner la cantidad de dosis indicadas por cada casa comercial ya que si no se completa el esquema, no se podrá tener la inmunidad adaptativa adecuada. Esto debido a que si la dosis es muy baja, cuando el invasor ataque el cuerpo no tendrá como defenderse ya que no tiene la totalidad de respuesta. Por lo tanto el microorganismo se quedará dentro del organismo causando enfermedad y muchas molestias dentro del huésped.

Inmunidad adquirida natural

La inmunidad adquirida natural se obtiene cuando una persona se expone a un microorganismo patógeno vivo, el cual ataca las células del cuerpo por primera vez y hace que estas responden, ataquen y creen memoria para que en una próxima oportunidad que este mismo organismo ingrese al cuerpo las células ya tengan la posibilidad de recordar y así poder defenderse para que no se produzca una infección.

¿Cómo conocer qué cantidad de inmunidad adquirida tiene cada persona?

Titulación de anticuerpos

La forma de evaluar la cantidad de defensas que una persona ha adquirido contra determinada enfermedad es por medio de la titulación de los anticuerpos. Este procedimiento se realiza dentro del laboratorio clínico, en donde la bacterióloga encargada toma una muestra de sangre en un tubo sin anticoagulante (tubos tapa roja, amarilla o naranja), lo deja reposar durante un tiempo aproximado de 30 minutos para que se coagule la sangre.

Luego de que la muestra de sangre está coagulada, se realiza el proceso de centrifugación, el cual consiste en poner el tubo en una velocidad constante la cual lleva a que se separen sus componentes por peso, tamaño. De ahí que separamos el suero del paquete globular.

En él suero se realiza la cuantificación de anticuerpos que se tienen en el cuerpo para un patógeno determinado, allí se evalúa la cantidad de anticuerpos que se tienen y cómo el organismo puede combatir la infección y si la cantidad con la que se cuenta es suficiente para defenderse en el momento que se produzca  dicha enfermedad.

Conclusion:

Luego de completar el esquema de vacunacion para un microorganismo determinado es importante realizar una verificación de la cantidad de anticuerpos neutralizantes creados, para conocer nuestra inmunidad y la capacidad que nuestro cuerpo tendrá para defenderse en el momento que se vuelva a repetir dicha infección.

Por Paula Correa

Líder de servicios de laboratorio Clínico – Bacterióloga.

IPS mic Centro de Investigación Clínica.

Usa estos iconos para compartirlo

Deja un comentario