Perdida de la Audición

mic

Usa estos iconos para compartirlo

Se dice que alguien sufre pérdida de audición cuando no es capaz de oír tan bien como una persona cuyo sentido del oído es normal, es decir, cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o mejor que 20 dB. La pérdida de audición puede ser leve, moderada, grave o profunda. Puede afectar a uno o ambos oídos y entrañar dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

¿Cuáles son los tipos de pérdida de la audición?

Existen unos pocos tipos de pérdidas de la audición: 

  • Pérdida de la audición conductiva. Esta pérdida de la audición ocurre cuando algo bloquea el sonido e impide que llegue al oído interno. Las infecciones en los oídos, la acumulación de cera o cerumen y los problemas con los huesecillos del oído medio son las causas más frecuentes de este tipo de pérdida de la audición.  
  • Pérdida de la audición neurosensorial. Esta pérdida de la audición ocurre cuando hay un problema con el oído interno o con la conexión entre el oído interno y el cerebro. Esto puede ocurrir cuando hay un daño en las pequeñas células ciliadas de la cóclea o en el nervio auditivo. 
  • Pérdida de la audición mixta. En este caso, la pérdida de la audición de una persona es tanto conductiva como neurosensorial.
  • Pérdida de la audición central. Esta pérdida de la audición sucede cuando el oído interno funciona correctamente, pero algunas partes del cerebro no. 

¿Cuáles son las causas de la pérdida de la audición?

Hay muchas razones por las que una persona no puede oír. La pérdida de la audición puede ser hereditaria o un bebé puede nacer con un problema relacionado con la manera en la que se formó el oído. Otras causas de pérdida de la audición pueden ser las siguientes:

  • infecciones graves, como meningitis
  • lesiones en la cabeza
  • escuchar música a un volumen muy alto, especialmente con auriculares (comunes o de tapón)
  • estar continuamente rodeado de ruidos fuertes

Las infecciones en los oídos y la acumulación de líquido detrás del tímpano pueden causar pérdida de la audición. Cuando la infección desaparece, la audición mejora. 

Signos y síntomas de la pérdida de la audición

  • Amortiguación del habla y de otros sonidos
  • Dificultad para comprender palabras, en especial, cuando hay ruido de fondo o en una multitud
  • Problema para oír las consonantes
  • Pedirles frecuentemente a los demás que hablen más lento, con mayor claridad y más alto
  • Necesidad de subir el volumen de la televisión o de la radio
  • Abstenerse de participar en las conversaciones
  • Evitar algunos entornos sociales

Cuándo debes consultar con un médico

  • Si tienes una pérdida de la audición repentina, en particular, en un oído, busca atención médica inmediata.
  • Habla con tu médico si la dificultad para oír afecta tu vida diaria. La pérdida de audición relacionada con la edad ocurre gradualmente, por lo que es posible que no lo notes al principio.

¿Cómo se trata la pérdida auditiva?

El tipo de tratamiento dependerá del tipo de pérdida de la audición, de la causa y de la gravedad. Los niños con pérdida de la audición permanente reciben ayuda de audiólogos, otorrinolaringólogos (médicos que se especializan en el oído, la nariz y la garganta), terapistas del habla y maestros.

Los tratamientos más frecuentes incluyen los siguientes:

  • medicamentos, como antibióticos para tratar las infecciones de oído
  • operaciones, para solucionar problemas en el oído
  • audífonos, para aumentar el volumen de los sonidos
  • dispositivos de ayuda para la audición, para que los niños puedan escuchar mejor en el aula o en otros lugares ruidosos
  • implantes cocleares para algunos niños que no pueden oír aunque usen audífonos

Los implantes cocleares son pequeños dispositivos que se colocan en la cóclea durante una operación. El dispositivo reemplaza la función de la cóclea y envía señales eléctricas directamente al nervio auditivo. Los sonidos que se escuchan con los implantes cocleares son diferentes de la audición normal. Con terapia y práctica, todos los niños pueden aprender qué significan esos sonidos para comprender mejor el habla.

Aprendizaje y comunicación

Los niños con pérdida de la audición pueden ir a una escuela especial, a clases especiales dentro de una escuela común o participar en un salón de clases común. Es probable que estos niños necesiten terapia del habla y auditiva.

Algunas personas con pérdida de la audición se comunican de maneras especiales:

  • Lectura de los labios (también llamada “lectura del habla”): implica mirar atentamente los labios, las expresiones faciales y los movimientos de las manos de una persona para comprender mejor las palabras habladas.
  • Lenguaje de señas: es un lenguaje con movimientos de las manos y permite que los sordos se comuniquen sin hablar.
  • Palabra complementada y lenguaje de señas en inglés exacto: se usan señales con las manos para entender lo que se está diciendo. Se usan al hablar para ayudar a las personas a comprender mejor cuando leen los labios.

Recomendaciones de la Dr. Dora Inés Molina de Salazar Medica interna.

Usa estos iconos para compartirlo

Deja un comentario